Método CES

¿Qué es el método CES?
El método C.E.S (Captura-Esterilización-Suelta) consiste en atrapar a los gatos de una colonia callejera, esterilizarlos y volver a soltarlos en su territorio. Por lo general, a los gatos que ya han sido esterilizados se les realiza un cortecito en la oreja para distinguirlos de los no esterilizados.Además de la esterilización, mientras están sedados se les realiza un reconocimiento veterinario y unos cuidados básicos (limpieza de oídos, desparasitación)Pasadas 48 horas, el gato es devuelto a su colonia, en la que posteriormente se les provee de alimento, abrigo y supervisión por parte de los cuidadores, que también controlan si llega algún gato nuevo.Siempre que sea posible, los gatos jóvenes se recogen para ser socializados y dados en adopción, así como los gatos caseros que son abandonados en estas colonias.

¿Por qué es importante el CES?
En otros países como Estados Unidos lleva años poniéndose en práctica este sistema. Está demostrado que es el mejor método para controlar las poblaciones de gatos en núcleos urbanos.Lo habitual hasta hace unos años era que las alimentadoras solamente procurasen comida a los gatos de sus colonias, lo que conlleva una proliferación incontrolada de los animales y los inevitables problemas con los vecinos.Con el método CES se reducen las peleas entre los gatos y desaparecen los ruidos debidos a los celos de las hembras y los olores de marcaje de los machos. Los machos no van a otras zonas en busca de hembras o comida por lo que se reducen las muertes por atropello. También se evita que las crías mueran por falta de comida o enfermedades.

¡EL EXTERMINIO DE LAS COLONIAS URBANAS NO SIRVE DE NADA!

¿Por qué es efectivo el CES?
La exterminación de una colonia de gatos no implica su desaparición debido al “efecto de vacío”, observado por Roger Tabor en sus estudios de los gatos callejeros en Londres (La vida salvaje del gato doméstico).Ninguna colonia está aislada, sino que está rodeada por otros grupos de gatos callejeros en territorios colindantes. Si se quita una colonia de gatos, pero permanecen las fuentes de alimento, los gatos de territorios vecinos se moverán hacia allí y comenzará de nuevo a reproducirse. Normalmente, esos gatos no aparecerían en la colonia que hablamos, si ésta estuviera ocupada por suficientes gatos. Se preguntaran: ¿por qué no eliminar las fuentes de alimento junto a los gatos y evitar que la zona sea ocupada de nuevo? Es más fácil decirlo que hacerlo.La fuente de alimento puede ser la basura de un restaurante, la dejada en la puerta para que se recoja, o la que los amantes de los gatos continuamente les llevan. Intentar controlar todo esto para eliminar el alimento es, imposible en la práctica.